Gestionar cookies
Ir arriba

Una selva llena de cuevas

Parque nacional mulu.jpg

No podemos evitar de comentar una y otra vez sobre los grandes escenarios de película que ofrecen Borneo, Mulu, la jungla tropical y las impresionantes cuevas aquí. 

Mulu

El parque se extiende por más 52.000 hectáreas con unas redes de cuevas más extensas del mundo. Se pueden distinguir 17 zonas distintas de vegetación ...Leer más

Información de reserva

Este destino aparece en 0 de nuestros circuitos:

Varias veces en nuestra excursión a las cuevas Deer y Langs en los rincones oscuros, parece que veo al pequeño Gollum de la película “El Señor de los Anillos, murmurando para sí mismo"¡Mi tesoro!”. ¿O está Indiana Jones saliendo de las profundidades de la cueva con una antorcha encendida? Las sombras negras también se mueven en las paredes de roca y dejan volar mi imaginación. Resulta que estos puntos negros son murciélagos esperando el anochecer. Lo mismo estamos esperando nosotros también, y alrededor de las 5:30 p.m., la bandada de murciélagos se mueve como una nube negra de humo hacia la jungla. Estamos muy contentos de haber salido de la cueva Deer a tiempo, porque desde una distancia adecuada, el espectáculo diario de los millones de murciélagos se puede ver mucho más relajado.

Después de un día aventurero de exploración de cuevas, primero tomamos un sendero por la selva y luego un bote motorizado de regreso a través de los manglares hasta nuestro alojamiento, donde terminamos la noche de manera relajada. Comenzamos a hablar con una joven pareja que acaba de regresar de su tour de 3 días por Mulu Pinnacles. Sus ojos se iluminan mientras hablan de la extenuante caminata por la jungla sobre rocas resbaladizas, escaleras de metal y vía ferratas. La vista de los picos de piedra gris de hasta 50 metros de altura desde la cima, muy por encima de las nubes, definitivamente vale la pena subir, sudar y pasar la noche en un campamento simple, afirman. Y para nuestra sorpresa, agregan que la vista les recordó a Tierra Media, el mundo ficcional de "El señor de los anillos". No podemos evitar una pequeña sonrisa.