Ir arriba

El arte callejero de Georgetown

George Town_small resolution.jpg

Viniendo desde Ipoh, llegamos ayer a Georgetown a través de un larguísimo puente, que comunica la Malasia peninsular cruzando el mar con la Isla de Penang. Situada en el estrecho de Malacca, lugar de enorme importancia geoestratégica, se encuentra esta bella, colonial y decadente ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Al llegar a la ciudad, visitamos el mayor templo budista del país, el Tek Lok Si, que está situado a las afueras, en lo alto de una colina. Construido en varias alturas, tenemos desde él unas vistas perfectas sobre el skyline de la ciudad. 

Georgetown

Georgetown es la capital del Estado de Penang y también la segunda ciudad más grande de Malasia. Es la ciudad multicultural por excelencia del país, d...Leer más

Información de reserva

Este destino aparece en 5 de nuestros circuitos:

También te ofrecemos la posibilidad de realizar un viaje a medida incluyendo este destino.

Ya en el barrio chino, al salir del hotel, nos encontramos entre calles con rótulos difíciles de interpretar y fachadas engalanadas con farolillos rojos, así como dragones que custodian imponentes templos. Desprendiendo olor a incienso, mezclado con la comida callejera, vimos en estos templos miles de imágenes budistas, taoístas o confucionistas.

Más tarde nos fuimos al Clan Jetty, fotogénico embarcadero que nos regaló un bello atardecer, que ambientado con música en directo dio lugar a un momento mágico. Y es que la escena musical y artística, es destacada. Hay numerosos lugares chics, galerías de arte, tiendas de artesanía… Además, la vida nocturna en la ciudad nos resultó muy entretenida. Fue una gran idea perderse por las calles de la ciudad para ir descubriendo curiosos rincones.

Su arte callejero impregna las calles, incluso en los lugares más inesperados encontramos auténticas obras de arte. Numerosas fachadas, paredes o puertas pintadas, a menudo contando con relieves o figuras hechas en metal, recrean situaciones cotidianas de la vida en la ciudad. Gracias a estas obras, pudimos dar rienda suelta a nuestra creatividad fotográfica.

Esta mañana la ciudad también nos ha obsequiado con un legado colonial tremendo. Nos retrotraemos a la época de británica (como el propio ayuntamiento), por la relajada zona de la Esplanade. Mezquitas, templos hindúes e iglesias anglicanas pueblan la ciudad.

Ahora estamos en el casco histórico, donde podemos observar una enorme fusión cultural, coexistiendo una gran población china, que convive en plena armonía, con malayos e indios. Todo ello sin perder ni un ápice de la identidad que representa a cada uno de ellos. La ciudad, constituye, por sí misma un perfecta muestra de Asia. Una eclosión de olores, colores y por supuesto sabores inundan nuestros sentidos en nuestra visita a Little India, mientras visitamos sus tiendas, repletas de flores, guirnaldas, especias, comida, y dulces. Estamos degustando un riquísimo plato de Gulab Jamun. ¡Espectacular!

La gastronomía en esta ciudad es realmente espectacular, tiene la honorable fama de ser la mejor del país. Recomendamos ir por la noche a Chulia Street, calle muy animada con numerosos puestos donde encontramos deliciosa comida. No podéis dejar de probar platos tan maravillosos como las samosas, todo tipo de noodles, la sopa Laksa o la comida Hokkien. ¡Nosotros tenemos todavía trabajo por delante con todo esto! 

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra página web, por motivos de seguridad, análisis de tráfico y para obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.