Ir arriba

Viajar a Borneo y dormir con los indígenas

Malasia Viajes | Borneo Tribu Iban

Cada minuto un nuevo Like en el Facebook. El actor británico Robson Green está encantado. Andrea de Colonia manda saludos y se regodea en su recuerdo de viajar a Borneo. Y yo no puedo creer lo que veo: hay fotos de la nueva cabaña del bosque, de las habitaciones y de la entrada del Nanga Supa Lodge en la jungla de Borneo – todo recién construido. Y eso que hace menos de un año que un fuego destruyó el longhouse impresionante y junto con el, el alojamiento y los ahorros de 24 familias Iban.

Batang Ai

¿Queréis ver a orangutanes en libertad en su hábitat natural y visitar a una tribu de indígenas en su longhouse tradicional? Entonces vuestro destin...Leer más

Información de reserva

Este destino aparece en 1 de nuestros circuitos:

También te ofrecemos la posibilidad de realizar un viaje a medida incluyendo este destino.

“Los indios iban" son la etnia mayoritaria en la provincia de Sarawak. Sus antepasados han marcado bastante nuestra imagen del bosquimano salvaje que caza con la cerbatana. “Pincharon la cabeza del líder de la tribu reñida y como símbolo para el respeto se exhibía delante de la propia puerta” cuenta Andah en voz baja y se inclina misteriosamente hacia nosotros. El vice-jefe de la Nanga-Supa-Lodge normalmente es más bien tímido, pero ahora se divierte con las caras de susto  de sus visitantes. “Hace mucho tiempo ya, pasadme los vasos, os relleno con el vino de arroz y brindamos por la amistad de los pueblos. Y luego nos habla del presente, de la manera de vivir tradicional de los indios, también sobre su liderazgo en muchos proyectos de conservación de la naturaleza. En esta parte remota de Borneo, cerca de la frontera con Indonesia, se han salvado hasta ahora de visitas de cazadores profesionales de la industria del aceite de palma. El hábitat de los Orang Utans está intacta y poquito a poco se impone la idea de que el turismo blando también trae beneficios sostenibles para los indígenas.

En la galería abierta de 120m de longitud que conecta las zonas privadas de las familias, nos encontramos con mucha gente amable. Una mujer está tejiendo cestas, más adelante un hombre está reparando sus redes de pesca. En el medio una familia con su bebé de 8 meses cómodamente acunándose en un pañuelo colgado del techo que le sirve de hamaca. Aunque Andah nos cuenta que mucha gente del pueblo desea una formación o incluso estudiar una carrera en Kuching, para mí, que estoy acostumbrado a ciudades grandes, esta vida sencilla en la selva me trasmite una tranquilidad que a menudo echo de menos. Tumbado en mi colchón en la casa de huéspedes, echo a volar mi pensamiento sobre lo vivido. Recuerdo la excursión de hoy, la habilidad del barquero pescando de manera Iban, los nidos gigantes de los orangutanes en nuestro camino por la jungla y la comida rica después del baño helado debajo de la cascada Enseluai. Pienso en el chaparrón que nos sorprendió en la vuelta por el río Lalang y en la garza que justo en este momento voló disparada encima de nuestras cabezas cuando algunos rayos de sol crean un juego de colores brillantes. Y de repente se me ocurre algo profano, a nuestros clientes les gustará esta experiencia de la naturaleza aunque no podamos cumplir con nuestro estándar de calidad, una habitación con baño privado? Un año más tarde se resuelve esta pregunta sola: En las fotos del Facebook del nuevo alojamiento de la Nanga Sumpa Lodge se ve una habitación totalmente nueva hecha de maderas tropicales… con su propio baño!

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra página web, por motivos de seguridad, análisis de tráfico y para obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.