Ir arriba

El Rainforest World Music Festival 2017

Rainforest World Music Festival.jpg

Casas de madera contra el fondo verde de una selva tropical densa y vasta. Sonidos lejanos de bongos y cantos. Una señora mayor se dirige cariñosamente a los niños de una familia que como ella aguanta la espera. El idioma francés no parece que lo entienden y su atención desvía hacía unos jóvenes que aprovechan el momento para saltarse la cola y pedir unos frescos botellines de cerveza cuanto antes. Estamos en el Rainforest World Music Festival 2017 que este año se celebra por vigésima vez en la isla de Borneo.

Kuching

La capital de Sarawak es un caleidoscopio de culturas, artesanías y alimentos. La cálida atmosfera de hospitalidad que se respira en sus calles, invit...Leer más

Información de reserva

Este destino aparece en 1 de nuestros circuitos:

También te ofrecemos la posibilidad de realizar un viaje a medida incluyendo este destino.

A unos 45 minutos en autobús desde Kuching, en la península de Santubong, el Sarawak Cultural Village invita cada año a una multitud de artistas de todo el mundo. Desde bandas conocidas internacionalmente hasta grupos indígenas que han venido de cerca. Los estilos de música que se escuchan durante los tres siguientes días son igual de diversos: música folclórica, étnica, popular…hay jam sessions, talleres experimentales, todo lo que sirva para celebrar la diversidad cultural que nos ofrece este planeta.

Durante el día puedes aprender a tocar la “sape”, una guitarra típica de los Orang Ulu, bailar como los pygmies, un grupo étnico del Congo, o perfeccionar tus posturas de Yoga o tus pasos de Zumba. Para los más pequeños hay talleres de literatura infantil donde pueden convertirse en actores o diseñadores y hacer que los libros cobren vida. Nos llaman la atención las casas de madera que bordean el camino. Elevadas sobre zancos, los llamados “longhouses” son la vivienda tradicional de los indígenas. Están representadas todas las grandes tribus de Sarawak: por ejemplo, los Iban que anteriormente eran cazadores de cabezas, o los Bidayuh que eran principalmente agricultores. Nosotros tenemos la gran suerte de ver a unas de las últimas Bidayuh “ring ladies” que llevan anillos de cobre en sus brazos y piernas, una antigua costumbre que está a punto de extinguirse. En una de las casas está ubicado el Rainforest World Crafts Bazaar con un amplio abanico de manualidades hechas por artistas locales con materiales del bosque (ratán, bambú, etc.).

Cuando cae la noche sobre la jungla en la falda del Monte Santubong, los músicos profesionales toman sus instrumentos. Empiezan los conciertos. Volvemos entonces al escenario principal donde se está formando una sesión improvisada entre bongos de todos los tamaños. Los ocasionales gritos y cantos saltan del escenario al público entre el cual se encuentra más de un incondicional. ¡Todo el mundo está invitado a participar!

Paseando por el pueblo, nos encontramos con un escenario más pequeño enfrente del estanque que hay en medio del recinto. Aquí nos sentamos, tomamos unas cervezas mientras escuchamos ensayar a una banda formada por tres chicos australianos. Disfrutamos del ambiente relajado y de las vistas al bosque, donde unos monos saltan entre los árboles despidiendo la última luz del día que lentamente desaparece detrás de la montaña. El ambiente tropical es total cuando algo más tarde, tenemos que buscar cobijo en una de las carpas ante un fuerte chaparrón. Escuchando los poderosos truenos es como si el cielo quisiera contribuir al concierto con su propio solo musical. Por unos 20 ringgit compramos dos chubasqueros que en realidad son poco más que dos bolsas de basura con capucha.

Cuando regresamos al escenario principal, el “1511 O Maliao Dance Troup” está terminando su actuación con un típico baile malayo luciendo suntuosos trajes coloridos que parecen un caleidoscopio de la misma selva. Les sigue el grupo “Sekolah Seni” con una actuación basada en la música folclórica de los nueve principales pueblos indígenas de Sarawak. La banda “Calan” que actúa a continuación está formada por unos músicos galeses tocando una multitud de instrumentos diferentes. Y finalmente nos da prueba de su talento musical el grupo “Cimarron”. Los ritmos alegres de una cumbia colombiana todavía pasan por nuestros cuerpos cuando unas horas más tarde estamos acurrucados en las camas de nuestro hotel en Kuching, recordando una experiencia multi-cultural extraordinaria, el Rainforest World Music Festival 2017.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra página web, por motivos de seguridad, análisis de tráfico y para obtener una mayor eficacia y personalización de los servicios ofrecidos a los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.